Noticias

¿Resucitarán los uros, una especie de ganado que se encuentra en antiguas pinturas rupestres?

¿Resucitarán los uros, una especie de ganado que se encuentra en antiguas pinturas rupestres?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Un grupo de investigadores busca resucitar los uros, una especie de ganado salvaje que desapareció en la primera mitad del siglo XVII. Es otro intento de devolverle la vida a este animal: los científicos nazis también intentaron una vez lograr la hazaña.

Según el Washington Post, un grupo de científicos, historiadores y ganaderos buscan resucitar la especie de ganado salvaje que está relacionado con el ganado domesticado que se ve hoy en día.

El último uro murió en 1627 en Polonia. El animal era alto y pesado, con cuernos largos, largos y curvados hacia adelante. Era un animal peligroso, incluso para el león cavernario, el mayor de sus depredadores. El animal fue admirado por Julio César, quien los describió en Las Guerras de las Galias como "un poco por debajo del tamaño del elefante".

El cuerno de caza elaborado con el cuerno del último toro de uros que perteneció al rey Segismundo III de Polonia. ( Dominio publico )

Los uros a menudo se asocian con una escena en una pintura en la pared de una caverna en Lascaux, Francia, de hace 17.000 años. La escena también mostraba a un Megaloceros. Todos los animales que aparecen en una pintura, incluidos el ciervo gigante, el león cavernario y los uros, están extintos.

  • Enorme esqueleto de uro encontrado en el sitio neolítico de Ness of Brodgar
  • Las grutas históricas de Folx-les-Caves: antiguo escondite y punto de ruta del viajero

El grupo holandés sin fines de lucro llamado Stichting Taurus está brindando apoyo financiero al Proyecto TaurOs, que es una asociación de ecólogos, genetistas, historiadores y criadores de ganado. Buscan recrear a los uros cruzando ganado moderno en un proceso conocido como retrocría. Dicen que la ingeniería genética basada en laboratorio no es necesaria para la tarea. En cambio, el proceso que eligieron es la cría selectiva de animales que existen hoy para acercarse lo más posible a sus ancestros ahora extintos.

Una pintura de Heinrich Harder que muestra un uro luchando contra una manada de lobos euroasiáticos. ( Dominio publico )

Como escribió Peter Maas para la Sexta Extinción: "El retrocruce es posible porque gran parte del material genético de los ancestros y subespecies silvestres extintos sobrevivió en la progenie doméstica o en subespecies emparentadas sobrevivientes. Esto puede resultar en animales que se parecen al ancestro extinto original o una subespecie extinta ".

El Proyecto TaurOs fue creado como parte de un movimiento conservacionista que quiere "regenerar" y restaurar grandes áreas de tierra tanto como sea posible a su estado prehumano. Sus objetivos incluyen la reintroducción de animales y plantas clave que han desaparecido. El proyecto está dirigido por Ronal Goderie, ecologista y autor del libro. '' Los uros: nacidos para ser salvajes '' .

En 2008, comenzaron su intento de criar uros a través de sus descendientes, que comparten características con la especie perdida: estatura grande, piernas largas, complexión delgada y atlética, cuernos curvados hacia adelante y pelaje negro.

Restauración de los uros basada en un esqueleto de toro de Lund y un esqueleto de vaca de Cambridge, con rasgos externos característicos de los uros. (CC BY SA 3.0)

En una charla con el Washington Post, Goderie dijo:

“Lo que ya ves en la segunda generación es que la coloración del animal es muy parecida a la de los uros. Los toros son negros y tienen una raya de anguila [a lo largo del lomo]. Ya están más arriba en las piernas. Lo que es más complicado es el tamaño y la forma de los cuernos. Yo diría que en algunos casos se puede ver que un animal individual está en el 75 por ciento de donde necesitamos obtener un ... Creemos que en seis, siete generaciones obtendremos un grupo estabilizado de ganado Tauro. Eso nos llevará otros siete a diez años ".

Un toro cruzado de primera generación del Proyecto TaurOs. (CC BY SA 3.0)

No es la primera vez que la gente intenta traer de vuelta a los uros. En la década de 1930, el comandante nazi Hermann Goering pidió a los genetistas que recrearan la especie extinta. Heintz y Lutz Heck comenzaron a trabajar en la posible recreación de varios animales, incluidos los uros. Según las notas dejadas por los científicos nazis, utilizaron una idea similar de desarrollar una especie modificada genéticamente mediante la reproducción de los descendientes de los uros.

  • Babilonia, una maravilla del mundo antiguo que resucitará una vez más
  • La puerta de Ishtar y las deidades de Babilonia

En su intento, cruzaron toros de lidia españoles con ganado de las tierras altas, junto con razas primitivas de Córcega y Hungría. Como resultado, recibieron vacas musculosas con cuernos enormes. Sin embargo, el proyecto de resucitar a los uros fracasó, porque ambos hermanos murieron durante la Segunda Guerra Mundial. El toro Heck fue el producto de su intento fallido, y es un animal con grandes cuernos, que mide alrededor de 1,4 metros (4,59 pies) de altura y pesa hasta 600 kg (1322,77 libras).

Diablos ganado: el primer intento de criar un parecido de los uros con ganado moderno. (CC BY SA 3.0)

Beth Shapiro, experta en ADN antiguo y bióloga de la Universidad de California en Santa Cruz, dice que resucitar animales extintos es aterrador y estimulante. En una entrevista con el Smithsonian, compartió sus pensamientos de que es necesario crear las posibilidades para resucitar animales. Con el conocimiento de recrear animales a partir de su código de ADN, argumentó que podemos dar vida no solo a mamuts lanudos, bisontes, dodos y uros, sino también a rinocerontes blancos y negros, que desaparecieron recientemente.

Imagen de portada: Uros en una pintura de animales rupestres de Lascaux. Fuente: CC BY SA 3.0


Uro

Nombre científico: Bos primigenius Clasificación científica:

Filo: Chordata Clase: Mammalia Orden: Artiodactyla Familia: Bovidae ¿Cuándo se extinguió? Los últimos uros conocidos murieron en 1627. ¿Dónde vivía? El uro se encontró en toda Europa, Oriente Medio y Asia, con subespecies en el norte de África e India.

La mayoría de las razas de ganado que conocemos hoy en día descienden del enorme ganado prehistórico conocido como uros. Estos grandes animales vagaron por los bosques y claros de Europa y Asia durante miles de años, hasta que la última de las especies, una hembra, murió en Polonia en 1627.

Como los uros solo desaparecieron en tiempos bastante recientes, hay muchos relatos de cómo se veía y cómo se comportaba. Los machos eran animales muy grandes — 1.8 m en el hombro y 900 kg — significativamente más grandes que la mayoría de las razas de ganado que tenemos hoy. Tanto los machos como las hembras tenían cuernos impresionantes que se curvaban hacia adelante y ligeramente hacia adentro, y el macho en particular parecía un toro típico pero de constitución muy poderosa. A diferencia de las razas modernas de ganado, los uros machos y hembras eran de un color diferente. Se decía que un toro era negro con una raya pálida a lo largo de la columna, mientras que la hembra era más marrón rojiza.

Uros: el uro fue el antepasado de la mayoría del ganado moderno, aunque significativamente más grande que la mayoría de las razas modernas. Tanto los hombres como las mujeres ocupan un lugar destacado en el arte rupestre antiguo. (Cis Van Vuure) Uros: este dibujo antiguo, de un artista desconocido, muestra claramente los cuernos distintivos de los uros. (Cis Van Vuure)

Según relatos históricos, los uros vivían en grupos familiares compuestos por hembras, terneros y toros jóvenes. A medida que los toros crecían, formaban grupos propios, y los toros grandes y maduros eran solitarios, y solo se mezclaban con otros de su especie durante la temporada de reproducción. Al igual que otros tipos de ganado, los uros eran completamente herbívoros y vivían a base de hierbas, hojas, frutas como bellotas e incluso la corteza de árboles y arbustos durante los duros meses de invierno.

Se decía que los uros, en particular los toros, eran muy agresivos y aparentemente eran muy difíciles de domesticar, pero hace unos 9.000 años, en el Medio Oriente, los primeros humanos hicieron exactamente eso, dándonos muchas de las razas de ganado que tenemos hoy. . Un animal grande con una naturaleza agresiva no habría sido fácil de cuidar, por lo que nuestros antepasados ​​criaron selectivamente estos animales para hacerlos más dóciles. La cría selectiva también se utilizó para producir tipos de ganado que podían producir grandes cantidades de leche. Las ubres de las hembras uros eran mucho más pequeñas que las glándulas espaciosas entre las patas traseras de una vaca moderna.

Los humanos domesticaron muchos otros animales además de los uros, y fue este cambio de una existencia de cazadores-recolectores a una agrícola lo que significó el fin de los uros. Durante siglos y milenios, los humanos cambiaron los hábitats en los que vivían los uros. Cortan los bosques para plantar cultivos o para dejar espacio para que sus animales domésticos pacen y ramoneen. La tierra que eligieron para sus primeros intentos agrícolas fueron aquellas áreas con los suelos más ricos: deltas de ríos, valles y fértiles llanuras boscosas. Estos eran el hábitat natural de los uros y se vieron obligados a ingresar a áreas donde la comida quizás no era tan nutritiva. El gran tamaño y el formidable temperamento de estos animales los convirtieron en objetivos de caza muy populares para la alimentación y el deporte. La pérdida de hábitat, la competencia con sus parientes domésticos y la caza contribuyeron a la desaparición gradual de los uros. En 1476, los últimos uros conocidos vivían en los bosques de Wiskitki y Jaktorow, ambos en la actual Polonia. Estas dos últimas poblaciones de uros eran propiedad del duque de Mazovia, y como eran animales predilectos para la caza, finalmente recibieron protección real, por lo que es una ofensa para cualquier persona que no sea un miembro de la casa real matar un urro. Desafortunadamente, lo que ahora es Polonia cayó en tiempos turbulentos, y muchos reyes llegaron y se fueron en un período de tiempo bastante corto. Durante esta era, la protección de los uros era una prioridad mucho menor, y las dos últimas poblaciones se hicieron cada vez más pequeñas debido al abandono y la caza. Desde 1602, los registros muestran que los uros solo se encontraron en el bosque de Jaktorow, y en 1604 se emitió un decreto real para proteger a los individuos restantes. Esto fue demasiado poco y demasiado tarde, y en 1627, la especie se extinguió: los bosques de Europa central ya no oirían el bramido de un toro uro.

♦ Se cree que los antepasados ​​de los uros evolucionaron en la India hace entre 1,5 y 2 millones de años, momento en el que se extendieron por Oriente Medio, Asia y Europa. Durante gran parte de su existencia, la tierra atravesó edades de hielo e intervinieron períodos cálidos, y como los uros no estaban adaptados para sobrevivir en ambientes intensamente fríos, su alcance probablemente aumentó a medida que las capas de hielo se retiraban y se contraían a medida que las capas de hielo se extendían hacia el sur.

♦ Los uros murieron antes de que se inventara la fotografía, por lo que no tenemos fotografías, y considerando que este fue un animal muy común, no hay muchos esqueletos completos en los museos del mundo. La imagen de los uros pervive en las pinturas rupestres, y las imágenes de la cueva de La Mairie (Dordoña, Francia), que datan de hace unos 15.000 años, muestran un uro toro con dos hembras.

♦ En la década de 1920, dos hermanos zoólogos alemanes especularon que los uros podrían resucitar efectivamente de entre los muertos mediante la cría selectiva de ganado moderno para los rasgos de los uros. Sus experimentos produjeron rápidamente ganado con fuertes similitudes con los uros. Estos animales, conocidos como ganado Heck, tienen algunas de las características de los uros, pero solo pueden ser una aproximación del animal extinto y un interesante experimento de cría selectiva.

♦ Algunos criadores de animales y zoólogos han sugerido que los toros de lidia de España tienen muchas características parecidas a los uros y, por lo tanto, quizás representen a los parientes vivos más cercanos de estas bestias extintas.

♦ Hay un intenso debate en curso sobre cómo se veía Europa después del final de la última edad de hielo. Un grupo de científicos cree que toda Europa estaba cubierta por un denso bosque hasta que llegaron los humanos y comenzaron a talarlo todo. Otro grupo apoya la idea de que la alimentación y el pisoteo de animales grandes como los uros abrieron y mantuvieron grandes claros y senderos dentro del bosque. El bosque de Bialowieza, Patrimonio de la Humanidad y reserva de la biosfera en la frontera entre Polonia y Bielorrusia, es el último vestigio de esta madera silvestre europea.

Lectura adicional: van Vuure, T. "Historia, morfología y ecología de los uros (Bos primigenius)" Lutra 45 (2002): 1-16.


El cráneo de Uro

Ver todas las fotos

En el Museo de Londres cuelga el colosal cráneo minotauro de una bestia extinta desde hace casi 400 años, los uros. Este cráneo en particular data del período Neolítico y fue descubierto en Ilford, East London, donde una vez vagaban manadas de esta criatura.

El uro euroasiático (plural "aurochsen") era una especie gigantesca de ganado salvaje que se encontraba en los bosques y estepas de Europa y Asia Central hasta su extinción. Es la misma bestia magnífica que es un tema recurrente en las pinturas rupestres prehistóricas de Lascaux y Chauvet en Francia y Altamira, España, lo que indica que debió ser un animal imbuido de un significado cultural y espiritual para los pueblos cazadores-recolectores del Paleolítico. de Europa.

También se cree que los uros pueden haber estado asociados con el último dios celta con cuernos Cernunnos, una deidad vinculada a la fertilidad, los animales del bosque y el inframundo. Los paleontólogos creen que este animal fue probablemente el ancestro salvaje del ganado domesticado por primera vez en la Turquía o Irán de la era neolítica. Se ha descubierto que sus genes sobreviven en algunas razas de ganado doméstico como el “Bó Chiarraí”O la vaca lechera Kerry de Irlanda y las vacas blancas Chillingham del norte de Inglaterra.

Este gigante bovino medía aproximadamente 6 pies de alto en los hombros y típicamente pesaba la friolera de 3,310 libras. Un tamaño y un peso tan colosales empequeñecen a cualquier especie bovina que todavía exista. Sus cuernos largos y curvos podrían alcanzar longitudes de más de 30 pulgadas y probablemente fueron utilizados por estos animales para defenderse a sí mismos y a sus rebaños de depredadores como lobos, osos y humanos, que serían corneados o pisoteados hasta la muerte. Como tal, los primeros pueblos cazadores-recolectores se habrían enfrentado a tremendos peligros mientras cazaban a esta bestia. Sin embargo, al final de la Edad del Bronce, el uro fue casi completamente extirpado debido a la caza excesiva, y estaba completamente extinto en Gran Bretaña en el momento de la invasión romana de las Islas Británicas.

En la Europa continental, los uros sobrevivieron mucho más tiempo, aunque también fueron objeto de una gran caza para su uso en los coliseos romanos como bestia de combate y por su carne y piel. En la época medieval, la especie solo se podía encontrar en regiones aisladas y escasamente pobladas de Europa del Este, donde a veces era cazada por la nobleza. Los últimos informes de estos animales sugieren que una pequeña población de alguna manera se aferró a la supervivencia hasta el siglo XV en los bosques de Polonia. El registro final de la especie menciona a una hembra individual que murió por causas naturales en 1627, el último miembro de su especie, y con su fallecimiento se extinguió el uro.


Domesticación de los uros

Los descendientes vivos de los uros se pueden subdividir en dos linajes genéticos: ganado taurino y ganado cebuino (joroba asiática). Son el resultado de dos eventos de domesticación diferentes y descienden de dos subespecies diferentes de uros. El ganado taurino fue domesticado en el Cercano Oriente y el ganado cebuino en el valle del Indo, Pakistán (11). Según un estudio de 2012, el ganado taurino desciende de solo unas 80 vacas aurochs (12).

Después de la domesticación, los acervos genéticos de los uros salvajes y el ganado doméstico probablemente permanecieron conectados hasta cierto punto. Los haplotipos mitocondriales sugieren una influencia genética de las poblaciones silvestres en la población doméstica en Europa (13,14,15), y la secuenciación completa del genoma de un macho de uro británico de hace 8000 años ha demostrado que las razas locales británicas están influenciadas por los uros locales (13 ).


Los petroglifos de Toro Muerto

Otro conjunto de intrigantes piezas de arte antiguo que representan seres extraños se puede encontrar en Perú en los misteriosos Petroglifos de Toro Muerto, que según muchos representan sextrañas figuras humanoides que no se parecen a los seres humanos.

Los petroglifos cubren un área de varios kilómetros de longitud. Toro Muerto, que traducido, significa Toro Muerto fue nombrado por los rebaños de ganado que comúnmente morían por deshidratación en el área.

Entre las innumerables tallas en Toro Muerto, hay interesantes representaciones de lo que parecen ser pastores, cazadores y figuras semi-realistas, figuras zoomorfas como jaguares, cóndores, camellos y peces. Los antiguos también representaron girasoles y árboles sin ramas, símbolos geométricos, zig-zags, cuadrados, formas de diamantes y algunas inscripciones, calcos y escrituras extrañas en un área de aproximadamente cuatro kilómetros.

Las representaciones más intrigantes de Toro Muerto son las de seres que no se parecen mucho a los seres humanos normales. Aún más fascinante es el hecho de que algunos de los petroglifos de Toro Muerto tienen un extraño parecido con los petroglifos encontrados en Australia, donde el hombre antiguo también representaba seres misteriosos con "halos" alrededor de la cabeza. Los seres representados en Toro Muerto fueron tallados con una serie de características extrañas, como antenas en la parte superior de sus cabezas.


Misterio híbrido

Para resolver el misterioso trasfondo genético del animal, un equipo internacional de investigadores examinó los restos y mdash de la criatura, es decir, sus huesos, dientes y mdash que fueron desenterrados de cuevas en Europa, los Urales en Rusia y las montañas del Cáucaso en Eurasia.

Luego, los científicos estudiaron el ADN antiguo de 64 bisontes diferentes, incluido el ADN mitocondrial de la criatura (material genético transmitido a través del linaje de la madre) y el ADN nuclear, o ADN transmitido de ambos padres.

"Pudimos ver que el ADN nuclear era muy obviamente como el bisonte de la estepa", dijo Cooper. "La mitocondria [estaba] diciéndonos otro [antepasado]: ganado".

La evidencia sugirió que la criatura era un híbrido, probablemente iniciado por una hembra Uro y un bisonte estepario macho, dijo. Además, el ADN nuclear del animal híbrido era aproximadamente un 90 por ciento de bisontes esteparios y un 10 por ciento de uros, dijo Cooper.

"Esa proporción te dice que después del primer evento de hibridación, hubo una reproducción posterior con bisontes esteparios por un tiempo, razón por la cual el ADN del bisonte estepario es más alto", dijo Cooper. "Eso suele suceder cuando tienes un mamífero híbrido, porque la descendencia [híbrida] masculina tiende a ser estéril". [¿Real o falso? 8 animales híbridos extraños]


Especie misteriosa escondida en el arte rupestre parece ser un híbrido desconocido de bisonte y ganado

La investigación del ADN antiguo ha revelado que los artistas de las cuevas de la Edad de Hielo registraron una especie híbrida previamente desconocida de bisontes y ganado con gran detalle en las paredes de las cuevas hace más de 15.000 años.

La misteriosa especie, conocida cariñosamente por los investigadores como el bisonte de Higgs * debido a su naturaleza elusiva, se originó hace más de 120.000 años a través de la hibridación de los extintos uros (el antepasado del ganado moderno) y el bisonte de la estepa de la Edad de Hielo, que se extendía por todo el territorio. pastizales fríos desde Europa hasta México.

Investigación dirigida por el Centro Australiano de ADN Antiguo (ACAD) de la Universidad de Adelaida, publicada hoy en Comunicaciones de la naturaleza, ha revelado que la misteriosa especie híbrida eventualmente se convirtió en el antepasado del bisonte europeo moderno, o Wisent, que sobrevive en reservas protegidas como el bosque Bia & # 322owie & # 380a entre Polonia y Bielorrusia.

"Descubrir que un evento de hibridación condujo a una especie completamente nueva fue una verdadera sorpresa, ya que esto no está destinado a suceder en los mamíferos", dice el líder del estudio, el profesor Alan Cooper, director de ACAD. "Las señales genéticas de los antiguos huesos de bisontes eran muy extrañas, pero no estábamos muy seguros de que realmente existiera una especie, por lo que nos referimos a ella como el bisonte de Higgs".

El equipo internacional de investigadores también incluyó a la Universidad de California, Santa Cruz (UCSC), investigadores polacos de conservación del bisonte y paleontólogos de Europa y Rusia. Estudiaron ADN antiguo extraído de huesos y dientes fechados por radiocarbono que se encuentran en cuevas en Europa, los Urales y el Cáucaso para rastrear la historia genética de las poblaciones.

Encontraron una señal genética distintiva de muchos huesos de bisontes fósiles, que era bastante diferente del bisonte europeo o de cualquier otra especie conocida.

La datación por radiocarbono mostró que la especie misteriosa dominó el registro europeo durante miles de años en varios puntos, pero alternó con el tiempo con el bisonte estepario, que anteriormente se había considerado la única especie de bisonte presente en Europa de la Edad de Hielo tardía.

"Los huesos fechados revelaron que nuestra nueva especie y el bisonte estepario cambiaron el dominio en Europa varias veces, en concierto con los principales cambios ambientales causados ​​por el cambio climático", dice el autor principal, el Dr. Julien Soubrier, de la Universidad de Adelaide. "Cuando preguntamos, los investigadores de cuevas franceses nos dijeron que de hecho había dos formas distintas de arte de bisontes en las cuevas de la Edad de Hielo, y resulta que sus edades coinciden con las de las diferentes especies. Nunca hubiéramos imaginado que los artistas de las cuevas habían pintado amablemente imágenes de ambas especies para nosotros ".

Las pinturas rupestres representan bisontes con cuernos largos y cuartos delanteros grandes (más como el bisonte americano, que desciende del bisonte estepario) o con cuernos más cortos y pequeñas jorobas, más similares al bisonte europeo moderno.

“Una vez formada, la nueva especie híbrida parece haberse hecho un hueco en el paisaje y haberse mantenido genéticamente aislada”, dice el profesor Cooper. "Dominó durante los períodos más fríos similares a la tundra, sin veranos cálidos, y fue la especie europea más grande en sobrevivir a las extinciones de la megafauna. Sin embargo, el bisonte europeo moderno se ve genéticamente bastante diferente ya que atravesó un cuello de botella genético de solo 12 individuos en la década de 1920 , cuando casi se extinguió. Por eso la forma antigua se parecía tanto a una nueva especie ".

La profesora Beth Shapiro, UCSC, detectó por primera vez al bisonte misterioso como parte de su investigación de doctorado con el profesor Cooper en la Universidad de Oxford en 2001. "Quince años después, es genial finalmente conocer la historia completa. Ciertamente ha sido un largo camino, con un sorprendente número de giros ", dice el profesor Shapiro.

* El bosón de Higgs es una partícula subatómica que se sospecha que existe desde la década de 1960 y solo se confirmó en 2012.


Contenido

El 12 de septiembre de 1940, la entrada a la cueva de Lascaux fue descubierta por Marcel Ravidat, de 18 años, cuando su perro, Robot, cayó en un agujero. Ravidat regresó a la escena con tres amigos, Jacques Marsal, Georges Agnel y Simon Coencas. Entraron en la cueva a través de un pozo de 15 metros de profundidad (50 pies) que creían que podría ser un pasaje secreto legendario a la cercana Lascaux Manor. [8] [9] [10] Los adolescentes descubrieron que las paredes de la cueva estaban cubiertas con representaciones de animales. [11] [12] Las galerías que sugieren continuidad, contexto o simplemente representan una caverna recibieron nombres. Aquellos incluyen el Salón de los Toros, los Pasaje, los Eje, los Nave, los Ábside, y el Cámara de Felinos. Regresaron junto con el Abbé Henri Breuil el 21 de septiembre de 1940 Breuil haría muchos bocetos de la cueva, algunos de los cuales se utilizan hoy como material de estudio debido a la extrema degradación de muchas de las pinturas. Breuil estuvo acompañado por Denis Peyrony, curador de Les eyzies (Museo de la Prehistoria) en Les Eyzies, Jean Bouyssonie y el Dr. Cheynier.

El complejo de cuevas se abrió al público el 14 de julio de 1948 y las investigaciones arqueológicas iniciales comenzaron un año después, centrándose en el pozo. Para 1955, el dióxido de carbono, el calor, la humedad y otros contaminantes producidos por 1.200 visitantes por día habían dañado visiblemente las pinturas. A medida que se deterioraba el aire acondicionado, los hongos y los líquenes infestaban cada vez más las paredes. En consecuencia, la cueva se cerró al público en 1963, las pinturas se restauraron a su estado original y se introdujo un sistema de seguimiento diario.

Réplicas Editar

Los problemas de conservación en la cueva original han hecho que la creación de réplicas sea más importante.

Lascaux II Modificar

Lascaux II, una copia exacta del Gran Salón de los Toros y el Galería pintada se exhibió en el Grand Palais de París, antes de exhibirse a partir de 1983 en las cercanías de la cueva (a unos 200 mo 660 pies de distancia de la cueva original), un compromiso e intento de presentar una impresión de la escala y la composición de las pinturas para el público sin dañar los originales. [8] [12] Una gama completa del arte parietal de Lascaux se presenta a pocos kilómetros del sitio en el Centro de Arte Prehistórico, Le Parc du Thot, donde también hay animales vivos que representan la fauna de la edad del hielo. [13]

Las pinturas para este sitio fueron duplicadas con el mismo tipo de materiales como óxido de hierro, carbón vegetal y ocre que se creía que se usaban hace 19 mil años. [10] [14] [15] [16] También se han producido otros facsímiles de Lascaux a lo largo de los años.

Lascaux III Modificar

Lascaux III es una serie de cinco reproducciones exactas del arte rupestre (la Nave y el Pozo) que, desde 2012, han viajado por todo el mundo permitiendo compartir el conocimiento de Lascaux lejos del original.

Lascaux IV Modificar

Lascaux IV es una nueva copia de todas las áreas pintadas de la cueva que forma parte del Centro Internacional de Arte Parietal (Centre International de l'Art Pariétal). Desde diciembre de 2016, esta réplica más grande y precisa que integra tecnología digital en la pantalla se presenta en un nuevo museo construido por Snøhetta dentro de la colina que domina Montignac. [17] [18]

Cerámica y grabados de amplificador Editar

La cerámica francesa de la región, decorada con imágenes de las pinturas de Lascaux, alguna vez se produjo y se vendió en abundancia en las regiones circundantes como objet d'art y souvenirs, ahora son difíciles de encontrar ya que las imágenes tienen derechos de autor. Las impresiones de las imágenes solo están disponibles para su compra a través de la tienda del museo de Lascaux.

En su composición sedimentaria, la cuenca de drenaje Vézère cubre una cuarta parte del departamento de la Dordoña, la región más septentrional del Périgord Negro. Antes de unirse al río Dordoña cerca de Limeuil, el Vézère fluye en dirección suroeste. En su punto central, el curso del río está marcado por una serie de meandros flanqueados por altos acantilados de piedra caliza que determinan el paisaje. Aguas arriba de este relieve de fuerte pendiente, cerca de Montignac y en las cercanías de Lascaux, los contornos del terreno se suavizan considerablemente, el fondo del valle se ensancha y las orillas del río pierden su abrupto.

El valle de Lascaux se encuentra a cierta distancia de las principales concentraciones de cuevas decoradas y sitios habitados, la mayoría de los cuales se descubrieron aguas abajo. [19] En los alrededores del pueblo de Eyzies-de-Tayac Sireuil, hay no menos de 37 cuevas y refugios decorados, así como un número aún mayor de sitios de habitación del Paleolítico superior, ubicados al aire libre, debajo de un saliente de protección, o en la entrada de una de las cavidades kársticas de la zona. Ésta es la concentración más alta de Europa.

La cueva contiene casi 6.000 figuras, que se pueden agrupar en tres categorías principales: animales, figuras humanas y signos abstractos. Las pinturas no contienen imágenes del paisaje circundante ni de la vegetación de la época. [19] La mayoría de las imágenes principales se han pintado en las paredes utilizando colores rojo, amarillo y negro de una compleja multiplicidad de pigmentos minerales [20]: 110 [21] que incluyen compuestos de hierro como el óxido de hierro (ocre), [22 ]: 204 hematita y goetita, [21] [23] así como pigmentos que contienen manganeso. [21] [22]: 208 Es posible que también se haya utilizado carbón vegetal [22]: 199, pero aparentemente con moderación. [20] En algunas de las paredes de la cueva, el color puede haber sido aplicado como una suspensión de pigmento en grasa animal o agua subterránea de cueva rica en calcio o arcilla, haciendo pintura, [20] que se frotó o se secó, en lugar de aplicarse. con brocha. [23] En otras áreas, el color se aplicó rociando los pigmentos soplando la mezcla a través de un tubo. [23] Cuando la superficie de la roca es más blanda, se han grabado algunos diseños en la piedra. Muchas imágenes son demasiado tenues para discernir y otras se han deteriorado por completo.

Más de 900 pueden identificarse como animales, y 605 de ellos han sido identificados con precisión. De estas imágenes, hay 364 pinturas de equinos, así como 90 pinturas de ciervos. También están representados el ganado y el bisonte, cada uno representando del 4 al 5% de las imágenes. Algunas otras imágenes incluyen siete felinos, un pájaro, un oso, un rinoceronte y un humano. No hay imágenes de renos, aunque esa era la principal fuente de alimentación de los artistas. [24] También se han encontrado imágenes geométricas en las paredes.

La sección más famosa de la cueva es la Sala de los Toros, donde se representan toros, equinos, uros, ciervos y el único oso de la cueva. Los cuatro toros negros, o uros, son las figuras dominantes entre los 36 animales representados aquí. Uno de los toros mide 5,2 metros (17 pies 1 pulgada) de largo, el animal más grande descubierto hasta ahora en el arte rupestre. Además, los toros parecen estar en movimiento. [24]

Una pintura conocida como "El bisonte cruzado", que se encuentra en la cámara llamada Nave, a menudo se presenta como un ejemplo de la habilidad de los pintores rupestres del Paleolítico. Las patas traseras cruzadas crean la ilusión de que una pierna está más cerca del espectador que la otra. Esta profundidad visual en la escena demuestra una forma primitiva de perspectiva que estaba particularmente avanzada para la época.

Representación parietal Editar

El Salón de los Toros presenta la composición más espectacular de Lascaux. Sus paredes de calcita no son aptas para el grabado, por lo que solo está decorado con pinturas, a menudo de dimensiones impresionantes: algunas miden hasta cinco metros de largo.

Dos filas de uros se enfrentan, dos de un lado y tres del otro. Los dos uros del lado norte están acompañados por unos diez caballos y un gran animal enigmático, con dos líneas rectas en su frente que le valieron el sobrenombre de "unicornio". En el lado sur, se encuentran tres uros grandes junto a tres más pequeños, pintados de rojo, así como seis ciervos pequeños y el único oso de la cueva, superpuestos sobre el vientre de un uro y de difícil lectura.

El divertículo axial también está decorado con ganado y caballos acompañados de ciervos e íbices. Se pinceló con lápiz de manganeso a 2,50 metros del suelo un dibujo de un caballo que huía. Algunos animales están pintados en el techo y parecen rodar de una pared a otra. Estas representaciones, que requirieron el uso de andamios, se entrelazan con muchos letreros (palos, puntos y letreros rectangulares).

El Pasaje tiene una decoración muy degradada, sobre todo por la circulación del aire.

La Nave tiene cuatro grupos de figuras: el panel Empreinte, el panel Black Cow, el panel de natación Deer y el panel Crossed Buffalo. Estas obras van acompañadas de numerosos signos geométricos enigmáticos, entre los que se encuentran los cuadros de colores que H. Breuil denominó "escudos de armas".

El divertículo felino debe su nombre a un grupo de felinos, uno de los cuales parece orinar para marcar su territorio. Very difficult to access, one can see there engravings of wild animals of a rather naive style. There are also other animals associated with signs, including a representation of a horse seen from the front, exceptional in Paleolithic art where animals are generally represented in profiles or from a "twisted perspective".

The apse contains more than a thousand engravings, some of which are superimposed on paintings, corresponding to animals and signs. There is the only reindeer represented in Lascaux.

The Well presents the most enigmatic scene of Lascaux: an ithyphallic man with a bird's head seems to lie on the ground, perhaps knocked down by a buffalo gutted by a spear at his side is represented an elongated object surmounted by a bird, on the left a rhinoceros moves away. Various interpretations of what is represented have been offered. [25] A horse is also present on the opposite wall. Two groups of signs are to be noted in this composition:

  • between man and rhinos, three pairs of digitized punctuation marks found at the bottom of the Cat Diverticulum, in the most remote part of the cave
  • under man and bison, a complex barbed sign that can be found almost identically on other walls of the cave, and also on paddle points and on the sandstone lamp found nearby.

Interpretation Edit

The interpretation of Palaeolithic Art is problematic, as it can be influenced by our own prejudices and beliefs. Some anthropologists and art historians theorize the paintings could be an account of past hunting success, or could represent a mystical ritual in order to improve future hunting endeavors. The latter theory is supported by the overlapping images of one group of animals in the same cave location as another group of animals, suggesting that one area of the cave was more successful for predicting a plentiful hunting excursion. [26]

Applying the iconographic method of analysis to the Lascaux paintings (studying position, direction and size of the figures organization of the composition painting technique distribution of the color planes research of the image center), Thérèse Guiot-Houdart attempted to comprehend the symbolic function of the animals, to identify the theme of each image and finally to reconstitute the canvas of the myth illustrated on the rock walls. [27] [ further explanation needed ]

Julien d'Huy and Jean-Loïc Le Quellec showed that certain angular or barbed signs of Lascaux may be analysed as "weapon" or "wounds". These signs affect dangerous animals—big cats, aurochs and bison—more than others and may be explained by a fear of the animation of the image. [28] Another finding supports the hypothesis of half-alive images. At Lascaux, bison, aurochs and ibex are not represented side by side. Conversely, one can note a bison-horses-lions system and an aurochs-horses-deer-bears system, these animals being frequently associated. [29] Such a distribution may show the relationship between the species pictured and their environmental conditions. Aurochs and bison fight one against the other, and horses and deer are very social with other animals. Bison and lions live in open plains areas aurochs, deer and bears are associated with forests and marshes ibex habitat is rocky areas, and horses are highly adaptive for all these areas. The Lascaux paintings' disposition may be explained by a belief in the real life of the pictured species, wherein the artists tried to respect their real environmental conditions. [30]

Less known is the image area called the Abside (Apse), a roundish, semi-spherical chamber similar to an apse in a Romanesque basilica. It is approximately 4.5 metres in diameter (about 5 yards) and covered on every wall surface (including the ceiling) with thousands of entangled, overlapping, engraved drawings. [31] The ceiling of the Apse, which ranges from 1.6 to 2.7 metres high (about 5.2 to 8.9 feet) as measured from the original floor height, is so completely decorated with such engravings that it indicates that the prehistoric people who executed them first constructed a scaffold to do so. [19] [32]

According to David Lewis-Williams and Jean Clottes who both studied presumably similar art of the San people of Southern Africa, this type of art is spiritual in nature relating to visions experienced during ritualistic trance-dancing. These trance visions are a function of the human brain and so are independent of geographical location. [33] Nigel Spivey, a professor of classical art and archeology at the University of Cambridge, has further postulated in his series, How Art Made the World, that dot and lattice patterns overlapping the representational images of animals are very similar to hallucinations provoked by sensory-deprivation. He further postulates that the connections between culturally important animals and these hallucinations led to the invention of image-making, or the art of drawing. [34]

André Leroi-Gourhan studied the cave from the 1960s his observation of the associations of animals and the distribution of species within the cave led him to develop a Structuralist theory that posited the existence of a genuine organization of the graphic space in Palaeolithic sanctuaries. This model is based on a masculine/feminine duality – which can be particularly observed in the bison/horse and aurochs/horse pairs – identifiable in both the signs and the animal representations. He also defined an ongoing evolution through four consecutive styles, from the Aurignacian to the Late Magdalenian. Leroi-Gourhan did not publish a detailed analysis of the cave's figures. In his work Préhistoire de l'art occidental, published in 1965, he nonetheless put forward an analysis of certain signs and applied his explanatory model to the understanding of other decorated caves.

The opening of Lascaux Cave after World War II changed the cave environment. The exhalations of 1,200 visitors per day, presence of light, and changes in air circulation have created a number of problems. Lichens and crystals began to appear on the walls in the late 1950s, leading to closure of the caves in 1963. This led to restriction of access to the real caves to a few visitors every week, and the creation of a replica cave for visitors to Lascaux. In 2001, the authorities in charge of Lascaux changed the air conditioning system which resulted in regulation of the temperature and humidity. When the system had been established, an infestation of Fusarium solani, a white mold, began spreading rapidly across the cave ceiling and walls. [35] The mold is considered to have been present in the cave soil and exposed by the work of tradesmen, leading to the spread of the fungus which was treated with quicklime. In 2007, a new fungus, which has created grey and black blemishes, began spreading in the real cave.

As of 2008, the cave contained black mold. In January 2008, authorities closed the cave for three months, even to scientists and preservationists. A single individual was allowed to enter the cave for twenty minutes once a week to monitor climatic conditions. Now only a few scientific experts are allowed to work inside the cave and just for a few days a month, but the efforts to remove the mold have taken a toll, leaving dark patches and damaging the pigments on the walls. [36] In 2009 the mold problem was pronounced stable. [37] In 2011 the fungus seemed to be in retreat after the introduction of an additional, even stricter conservation program. [38] Two research programs have been instigated at the CIAP concerning how to best treat the problem, and the cave also now possesses a climatisation system designed to reduce the introduction of bacteria.

Organized through the initiative of the French Ministry of Culture, an international symposium titled "Lascaux and Preservation Issues in Subterranean Environments" was held in Paris on 26 and 27 February 2009, under the chairmanship of Jean Clottes. It brought together nearly three hundred participants from seventeen countries with the goal of confronting research and interventions conducted in Lascaux Cave since 2001 with the experiences gained in other countries in the domain of preservation in subterranean environments. [39] The proceedings of this symposium were published in 2011. Seventy-four specialists in fields as varied as biology, biochemistry, botany, hydrology, climatology, geology, fluid mechanics, archaeology, anthropology, restoration and conservation, from numerous countries (France, United States, Portugal, Spain, Japan, and others) contributed to this publication. [40]

In May 2018 Ochroconis lascauxensis, a species of fungus of the Ascomycota phylum, was officially described and named after the place of its first emergence and isolation, the Lascaux cave. This followed on from the discovery of another closely related species Ochroconis anomala, first observed inside the cave in 2000. The following year black spots began to appear among the cave paintings. No official announcement on the effect or progress of attempted treatments has ever been made. [41]

The problem is ongoing, as are efforts to control the microbial and fungal growths in the cave. The fungal infection crises have led to the establishment of an International Scientific Committee for Lascaux and to rethinking how, and how much, human access should be permitted in caves containing prehistoric art. [42]


13. You can visit a scale replica of the Chauvet Cave paintings.

The world-famous Paleolithic cave paintings at Lascaux, not far from Pont d’Arc, were damaged by the exhalations of thousands of visitors after the cave was opened to the public in 1948. So, immediately after Chauvet Cave was discovered, scientists moved to protect the fragile paintings and closed it to the public now, only scholars are allowed in during brief windows of time. But that doesn’t mean you can’t see a simulation of the artwork up close. In 2015, a scale replica of the Chauvet Cave paintings, dubbed the Caverne du Pont d’Arc, opened near the site of the actual cave. Engineers and artists faithfully recreated not just the dazzling paintings, but also the temperature, dampness, murk, and funky smell of the original.


Ver el vídeo: Qué significaban las Pinturas Rupestres según los investigadores? (Mayo 2022).